GESTIÓN CINEGÉTICA Y PISCÍCOLA PLANIFICACIÓN E INGENIERÍA AGROAMBIENTAL INFORMES, VALORACIONES Y PERITACIONES AGROFORESTALES INVESTIGACIÓN, TECNOLOGÍA Y DESARROLLO AMBIENTAL

La Comunitat, segunda autonomía con más riesgo de sufrir grandes incendios forestales

  • Un informe resalta que la única forma de combatir estos siniestros en el futuro será con más inversión en gestión y planificación forestal

  •  
  •  

El concepto de gran incendio forestal (GIF), término que se aplica a aquellos que superan las 500 hectáreas quemadas, no se empieza a popularizar en España hasta principios de la década de los 80. De ser un hecho aislado, con el paso del tiempo se han ido convirtiendo en un fenómeno cada vez más frecuente.

La Comunitat es en estos momentos la segunda autonomía con más riesgo de sufrir un incendio de estas características, tan sólo superada por Canarias.

Según el informe 'Donde arden nuestros bosques. Análisis y soluciones' de WWF , la Comunitat tiene un 0,33% de posibilidades de sufrir un incendio de estas características mientras que en las islas la probabilidad es del 0,5%.

 

Inmediatamente por detrás, y según el informe, se encuentran las comunidades de Castilla y León (0,31%), Aragón (0,26%) y Andalucía (0,24%).

La Comunitat Valenciana ha sufrido entre 2001 y 2015 21 grandes incendios forestales sobre un total de 6.355 siniestros. Los más graves en este periodo se produjeron en las localidades de Cortés de Pallás (2012) con 28.600 hectáreas quemadas, Millares (25.430 hectáreas), Requena (24.064 hectáreas), ambos en 1994 y Andilla (23.000 hectáreas) que tuvo lugar en 2012.

Reducción de incendios

Según el documento elaborado por WWF, el número de incendios se ha reducido de forma que entre 2006 y 2015 se han registrado un 37% menos que en la década anterior. Aún así, cada año se producen una media de 13.000 siniestros.

También la superficie afectada ha disminuido, lo que se debe, principalmente, a la eficacia de los dispositivos de extinción y a la disminución del número total de siniestros. Entre 2006 y 2015 ardieron 98.800 hectáreas, un 20% menos que en la década anterior.

La entidad conservacionista considera que los grandes incendios forestales, que son una minoría, constituyen el verdadero problema a combatir en el futuro, ya que son los que mayor superficie arrasan. Pese a su reducción respecto a las décadas de los setenta y ochenta, el informe explica que la única forma de combartirlos será invirtiendo en planificación y gestión territorial.

Entre 1968 y 2013 el 60% de la superficie forestal de la Comunitat ha sido recorrida por el fuego. Desde la Generalitat, según el informe, se reconoce que el efecto de los incendios y su impacto se han recrudecido por el abandono de la gestión forestal.

Esta dejadez ha propiciado que la continuidad horizontal y vertical de la masa arbórea se incremente con especies inflamables y grandes superficies arboladas que se combinan con una alta carga de combustibles muertos.

El informe critica que la mayor parte de los montes no tienen instrumentos de gestión aprobados. A todo ello se suma el riesgo del incremento de fenómenos meteorológicos extremos por el calentamiento global.

Entre las necesidades identificadas se encuentra el incremento de los esfuerzos de prevención y la realización de tratamientos silvícolas de regeneración para reducir las grandes densidades y diversificar las mas.

En esta misma línea, el informe resalta que no se han identificado las zonas de alto riesgo de incendio según establece la Ley de Montes de 2003. «Nuestra conselleria simplemente se ha limitado a identificar la totalidad del terreno forestal como zona vulnerable, sin priorizar los riesgos», destacó el presidente de la Plataforma Forestal Valenciana, José Vicente Oliver.

Oliver también recalcó que el informe pone en evidencia que «todos los expertos coinciden en que debido al abandono del aprovechamiento de la madera y leñas durante décadas y el proceso de cambio climático, no se va a poder reducir la superficie afectada en incendios, por lo que no basta con medidas de extinción, sino que resulta clave prevenir mediante clareos de masas forestales superdensificadas y sin discontinuidad». En esta línea, el presidente de la plataforma recuerda que el informe de WWF señala que en la Comunitat se reúnen seis factores que facilitan que se produzca un gran incendio forestal: la pervivencia de las causas, los fenómenos meteorológicos extremos asociados al cambio climático, la continuidad en la masa forestal y en la interfaz urbano forestal, el abandono de la actividad agrícola, la falta de gestión forestal preventiva y los recortes en los servicios forestales. Y recuerda que el verano no ha empezado demasiado bien.

 

 

Navegación

Mapa Web